ecosteps funciona gracias a la participación responsable y comprometida de Johnson Controls Power Solutions, los distribuidores y los consumidores. El objetivo del programa es recuperar una batería usada por cada batería nueva de Johnson Controls que se vende.

ecosteps contempla el proceso completo de reciclaje, que inicia cuando el usuario regresa su batería usada al comprar una nueva. Las baterías usadas son recolectadas por Johnson Controls Power Solutions, y son enviadas a sus plantas especializadas para que, de forma responsable y segura, inicien el proceso de reciclaje.

Johnson Controls separa y recicla el plomo y plástico de las baterías usadas para su uso en baterías nuevas, así como para otros fines. El proceso de reciclaje proporciona un flujo constante de plomo reciclado para nuevas baterías, reduciendo la necesidad de nuevos materiales y minimizando el impacto ambiental.